La nueva era del Inbound Marketing

La metodología Inbound Marketing ha cambiado la forma de trabajar de muchas empresas en los últimos años. No es difícil encontrarnos con los famosos Funnels de ventas en cualquier empresa, y es que es una metodología que realmente ha revolucionado el Marketing. 

En este artículo vamos a hablar del nuevo modelo del Inbound Marketing, propuesto por Hubspot, cuyos creadores acuñaron el término de «Inbound Marketing» y definieron su metodología. Estos proponen abandonar el antiguo Funnel de ventas, y pasar a analizar un «ciclo de ventas» donde los clientes deben estar en el centro. 

Inbound Marketing

Rápidamente: Inbound Marketing es una metodología que utiliza estrategias no invasivas con las que intentamos seducir a los clientes. 

Hace que los usuarios vengan a ti, en lugar de ir tu detrás de ellos. Fácil, ¿no? Es apostar por una metodología que nos permita crecer en número de clientes de una forma orgánica, no a través de estrategias agresivas. 

MODELO FUNNEL DE VENTAS DE INBOUND MARKETING

Antes, en el modelo del Funnel de Ventas, hablábamos de cuatro fases: atraer, convertir, cerrar y deleitar. Pincha aquí y lee este artículo si quieres profundizar más en estas fases. 

Estas fases reflejaban el trabajo que tenía que realizar la empresa a lo largo del «customer journey» o el proceso de compra que realizaba el cliente. 

NUEVO MODELO «CICLO DE VENTAS» 

Ahora Hubspot propone evolucionar a un nuevo modelo donde los clientes están en el centro. Consta de tres etapas: atraer, interactuar y deleitar. El objetivo es agregar valor en cada una de las etapas durante el recorrido del comprador, y generar así motivación, confianza y credibilidad. 

¿Por qué dejar de lado el modelo antiguo del embudo? ¿Ya no funciona? No todo es blanco o negro. El modelo del Embudo o Funnel de Ventas requiere una alimentación continua, una entrada constante de usuarios en el embudo. Mientras que el nuevo modelo tiene en cuenta de forma prioritaria a los clientes y crear relaciones con ellos, y no solo cerrar ventas. 

Esto es así debido al cambio en los procesos de compra que la sociedad está experimentando. Hoy en día, damos mucha más importancia a las recomendaciones de familiares y amigos, preguntamos en nuestras redes sociales, etc. Por lo que cuidar a nuestros clientes, que estén satisfechos y nos recomienden se ha convertido en una máxima empresarial. El nuevo modelo de Ciclo de ventas se adapta a las nuevas necesidades del mercado.

Además, el ciclo de ventas debe estar interiorizado por todos los departamentos de la empresa. Ventas, Marketing y Atención al Cliente deben trabajar conjuntamente para poder ofrecer una experiencia integrada a todos los usuarios que interactúan con tu marca, sin importar en qué parte del customer journey se encuentren. Tiene sentido, ¿no?, y es que es prácticamente imposible que los departamentos empresariales trabajen aisladamente. Inevitablemente unos afectan a los otros. 

El «ciclo de ventas» funciona como una rueda, la cual debe estar en constante movimiento, y mientras más rápido gire esta, mejor y más rodado irá tu negocio. Para ello debes hacer presión en aquellas áreas del negocio clave, como por ejemplo servicio al cliente. Del mismo modo, debes evitar aquellas zonas que causen «fricción» en la rueda y la puedan parar. Esto se realiza mediante la identificación de quejas, revisión de métricas que no funcionen, automatizando tareas, etc., y así conseguirás que la rueda no pare. 

  1. ATRAER: a los usuarios que todavía no conocen nuestra marca. Se trata de ofrecer valor para que los usuarios vengan a nosotros. La clave en esta fase es la creación de contenido de valor. 
  2. INTERACTUAR: en esta fase es donde se marca verdaderamente la diferencia en comparación con el antiguo modelo. Se pone especial interés en la interacción con el usuario ya que se consiguen mejores resultados con una buena relación con este que buscando su conversión a toda costa.
  3. DELEITAR: este es el objetivo primordial, la satisfacción del cliente, que pueda llegar a recomendarnos y se quede toda su vida con nosotros. 

Recuerda: el cliente debe estar en el centro de tu estrategia, piensa siempre en él y verás como tu negocio se verá beneficiado. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *